Restricciones a Grupo Parlamentario en Guatemala

El miércoles 30 de agosto de 2023, la junta directiva del Congreso de Guatemala decidió limitar las facultades del grupo parlamentario perteneciente al presidente electo, Bernardo Arévalo, en respuesta a la suspensión del partido Semilla, ordenada por la Fiscalía.

Shirley Rivera, presidenta del Congreso y miembro del partido derechista Vamos, afirmó ante la prensa que los miembros de dicho grupo parlamentario ahora operan como «independientes». Como resultado de esta determinación, los cinco diputados de Semilla, incluido Arévalo, enfrentan restricciones tales como la incapacidad de presidir comisiones, la exclusión en la preparación de la agenda legislativa, y la falta de acceso a asesores. Se espera que, en la próxima legislatura que comienza el 14 de enero de 2024, Semilla cuente con 23 diputados.

En respuesta, el presidente electo, Arévalo, manifestó que tal resolución está «fuera del marco legal» y confía en que será revocada. Además, cuestionó la participación de miembros del disuelto partido UCN en la junta directiva y en la presidencia de comisiones, preguntando sobre la rapidez en la toma de decisiones en este caso en particular.

Víctor Valverth, consultor en asuntos legislativos y miembro de la ONG Asociación para el Desarrollo Legislativo y la Democracia, argumentó que la junta directiva no tiene autoridad para disolver una bancada, ya que esa es una responsabilidad del plenario. Valverth también señaló que mientras Semilla tenga pendiente un recurso ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y otros recursos solicitados, la suspensión no debe ser acatada.

Recientemente, el TSE reconoció a Arévalo, del partido socialdemócrata, como el ganador del balotaje realizado el 20 de agosto contra la ex primera dama, Sandra Torres. Sin embargo, ese mismo día, el Registro de Ciudadanos del TSE inhabilitó a Semilla, acatando una orden del juez Fredy Orellana. Esta decisión surgió luego de una solicitud del fiscal Rafael Curruchiche, quien comenzó a actuar contra el partido de Arévalo tras los resultados sorpresa de la primera vuelta presidencial del 25 de junio. Es relevante mencionar que tanto Orellana como Curruchiche están en una lista de «corruptos» de Estados Unidos, y su actuación podría estar vinculada a la promesa de Arévalo de combatir decididamente la corrupción.

Vía @gobernartemx

Send this to a friend