Nuevo Código de Ética para Funcionarios de Bienestar

La Secretaría de Bienestar ha dado a conocer un nuevo Código de Ética destinado a sus funcionarios, con el propósito de establecer pautas claras para su conducta y actuación en el ámbito laboral. La medida surge en medio de críticas de la Oposición y miembros de Morena, y requiere que los servidores públicos de la dependencia firmen un compromiso por escrito para acatar estas disposiciones.

El Código, publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), prohíbe explícitamente a los servidores públicos participar en actividades proselitistas durante el horario laboral, tal como lo establece la legislación vigente. Además, se enfatiza la importancia de atender a los ciudadanos de manera igualitaria, objetiva e imparcial, sin consideraciones de lucro personal, partidista o electoral.

El compromiso también incluye el respeto a las vedas electorales, períodos en los que se prohíbe la distribución de recursos de programas sociales. Asimismo, se establece que la información de los padrones de beneficiarios solo debe utilizarse para realizar las funciones asignadas.

El Código de Ética busca prevenir conflictos de interés y actos de corrupción al prohibir a los funcionarios y sus familiares beneficiarse directa o indirectamente de contratos gubernamentales relacionados con la Secretaría hasta el cuarto grado.

La utilización adecuada de las redes sociales es destacada en el Código, enfatizando que lo expresado en estas plataformas tiene un alcance público y debe mantener los valores de la dependencia.

El documento también enfoca la importancia de utilizar un lenguaje respetuoso e inclusivo, y promueve la prevención del acoso sexual y el respeto hacia todos los individuos con los que los funcionarios interactúan.

Este Código de Ética, fechado el 31 de marzo, se produce poco después de acusaciones en las que brigadistas de la Secretaría de Bienestar supuestamente participaron en la promoción política de candidatos. La normativa busca fortalecer la integridad y la transparencia en la conducta de los funcionarios, y establece un marco ético claro para guiar sus acciones.

 

Vía @gobernartemx

Send this to a friend