Taxco: una madre sin hija y una hija sin madre

Escribo esta columna con mucho dolor. El miércoles 27 de marzo Camila de 8 años de edad llegó a la casa de su amiguita Lis en Taxco, Guerrero. Juntas iban a nadar en una alberca de plástico. Horas más tarde la mamá de Camila fue a casa de su amiga Ana Rosa Díaz Aguilar para recoger a su hija. Sin embargo, la mujer le dijo que la niña nunca llegó al domicilio. Alarmada la madre fue al Ministerio Público de Taxco a interponer una denuncia pero no le hicieron caso. Viajó hasta la capital Iguala donde inició la querella por la desaparición de su hija. Mientras todo esto ocurría la familia de Camila consiguió videos de una cámara de vigilancia de un vecino de la zona. Las imágenes revelaron la verdad. Aproximadamente a la 1 de la tarde se observa como Camila entra a la casa de su amiga. Vestía traje de baño y estaba feliz. A las 2 de la tarde con 8 minutos una cámara capta a la señora Ana Rosa cargando una cubeta con cobijas por la calle hasta que llega a un taxi. Abre la puerta del vehículo y en ese momento aparece en la imagen un sujeto cargando una bolsa negra en los hombros la cual aventó en la cajuela del vehículo. Ambos suben al carro y se van. Hoy sabemos que el sujeto es un taxista identificado como Ricardo Amado Gaytán y cargaba el cuerpo de Camila el cual estaba dentro de la bolsa negra. Este hombre era pareja sentimental de Ana Rosa pero estaba casado con otra mujer. Horas después del hecho fue detenido y reveló que tiraron el cuerpo de la niña en la carretera Taxco-Cuernavaca. La mamá de Camila informó a las autoridades que recibió una llamada exigiéndole 250 mil pesos por el rescate de su hija. El jueves 28, cuando la familia de Camila y los vecinos observaron el video acudieron a la casa de Ana Rosa para evitar que se escapara. Le advirtieron a las autoridades que si no llegaban en 30 minutos con órdenes de aprehensión lincharían a los presuntos asesinos de la niña. Como era previsible el Ministerio Público de Guerrero no llegó y la turba enardecida sacó de su casa a Ana Rosa y sus hijos Axel de 21 años y Alfredo de 18. Los tres fueron golpeados brutalmente. Policías de Taxco llegaron al lugar donde ocurrió el linchamiento pero no pudieron o no quisieron hacer nada. Mientras todo esto ocurría, Doroteo Eugenio Vázquez, Secretario de Seguridad Pública de Taxco, culpó de lo ocurrido a la madre de Camila “por no cuidarla”. Por su parte, el alcalde de Taxco, Mario Figueroa, dijo que la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, tiene abandonado el municipio. La gobernadora Evelyn Salgado guardó silencio durante 24 horas, hasta que la presión la obligó a salir a condenar el asesinato de Camila. Ana Rosa murió dentro del Ministerio Público debido a los golpes propinados por la turba. Sus hijos permanecen hospitalizados en Iguala donde son custodiados. Se desconoce si participaron o sabían del asesinato o simplemente trataron de defender a su madre. Ivanna, hija adolescente de la mujer escribió un texto en la red social Threads donde dijo que la gente actuó sin estar informada y pidió que le compensaran los daños. Se desconoce quién cuida en este momento a esta joven y a Lis, la niña de 10 años que era amiga de Camila. La mamá de Camila era amiga de Ana Rosa. En Facebook Ana Rosa le ponía corazón a todas sus publicaciones. La mujer esta casada con un joven que trabaja en Denver. La necropsia reveló que Camila murió asfixiada. No se sabe quién la mató, si Ana Rosa, el taxista Ricardo Amado o ambos. No se sabe si los demás miembros de la familia saben que pasó. La mamá de Camila no participó en el linchamiento de Ana Rosa y declaró que no es lo que ella quería. El año pasado se iniciaron en Guerrero 1,408 carpetas de investigación por homicidio doloso, 12 fueron judicializadas pero ninguna logró resolverse. TODOS LOS HOMICIDIOS COMETIDOS EN GUERRERO EN 2023 QUEDARON IMPUNES. Hoy en Taxco la mamá de Camila ya no tiene a su hija y Lis, la amiguita de Camila, se quedó sin su mamá.

Send this to a friend