Marcha 8M: los edificios se reparan

En México asesinamos violentamente a 3 mil 156 mujeres durante 2023. Solo 827 casos fueron catalogados como feminicidio, es decir que el homicidio se cometió por razones de género. Estudios realizados por el INEGI revelan que, 7 de cada 10 mexicanas han experimentado algún tipo de violencia y el 40% ha sido por parte de su pareja. Además, 5 de cada 10 mujeres experimentan violencia psicológica durante su vida en nuestro país.

Durante 2023 en México 284 mil mujeres fueron víctimas de violencia familiar, 70 mil sufrieron algún ataque o agresión y 22 mil 727 fueron violadas. Pero no es todo, mil 800 niñas fueron víctimas de corrupción de menores y 593 mujeres fueron víctimas de trata. Eso es lo que enfrentan las mujeres todos los días en nuestro país y ha cambiado muy poco o nada en la última década.

Parece que todo sigue igual, pero estoy convencido de que no es así. Cada año que las mujeres marchan en México y el mundo mueven conciencias y rompen paradigmas. Sabemos que hay pintas en monumentos y enfrentamientos con la policía. Afortunadamente las paredes se pueden reparar en un día. Las mujeres asesinadas, violadas y golpeadas no.

Millones de mujeres salieron a las calles en un esfuerzo colectivo para visibilizar las violencias. No se trata solamente de un problema social, sino también institucional. Al igual que un niño que se emberrincha y se lleva su balón para que nadie pueda jugar, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó el retiro de la bandera monumental del Zócalo. No importa, las mujeres pusieron la suya, quizás no tan grande pero más amorosa y llena de esperanza.

Estoy seguro qué la marcha del 8M está generando un impacto a corto pero sobre todo a largo plazo. Todas esas niñas que son llevadas por sus mamás, tías y abuelitas ahora saben que nadie debe violentarlas. Esas niñas serán mujeres fuertes que no permitirán que nada ni nadie pase por encima de ellas. Son mujeres semilla y serán mujeres flor.

GobernArte: Instantáneas de la batalla electoral

La guerra electoral en el país se está poniendo buena. Las encuestas de GobernArte nos regalan una fotografía de cómo van las batallas en todos los rincones del país. Por lo que hace a gubernaturas en Yucatán Renán Barrera Concha cada día le saca más ventaja al morenista y ex panista, Joaquín Díaz Mena, cuya campaña va de mal en peor. Las cifras oscilan entre 7 y 12 puntos.

En la alcaldía de Mérida la panista Cecilia Patrón simplemente no tiene rival. El chapulín Rommel Pacheco quedará fuera del podium como en todas las olimpiadas en las que participó. En Progreso, Yucatán, el PAN lleva la ventaja con Erik Rihani sobre el morenista Raúl Alvarado.

En lo que hace a fórmulas para el Senado la cosa está así: en Morelos la fórmula morenista integrada por Víctor Mercado y Juanita Guerra están ganando por goleada a Ángel García y María de la Luz Villa del PAN-PRI-PRD. En Tamaulipas los morenistas Olga Patricia Sosa y José Ramón Gómez Leal le saca una amplia ventaja a los candidatos del PVEM, Eugenio Hernández y Maki Ortiz. En Sinaloa la fórmula integrada por Imelda Castro y Enrique Inzunza de Morena aventajan a los candidatos del PAN-PRI-PRD, Paloma Sánchez y Eduardo Ortiz.

Send this to a friend