Samuel García Busca Amparo en Medio de Acusaciones

Samuel García, el gobernador de Nuevo León, ha presentado un amparo legal para proteger a su esposa, Mariana Rodríguez Cantú, así como a nueve familiares adicionales, en respuesta a las acusaciones de legisladores y alcaldes del PRI y PAN en Nuevo León. Estas acusaciones alegan que García ha llevado a cabo presuntos actos de persecución y violencia política. El amparo provisional fue concedido por el juez séptimo de Distrito en Tamaulipas, Juan Fernando Alvarado López, con el objetivo de prevenir posibles órdenes de aprehensión que podrían ser emitidas por el juez primero de Distrito en Materia Penal en Nuevo León. El recurso legal no solo ampara a Samuel García, sino que también incluye a varios miembros de su familia y a Mariana Rodríguez Cantú.

La demanda de amparo alega que Samuel García es víctima de una “evidente persecución o represión política” basada en discriminación debido a su cargo, opiniones políticas y afiliación partidista. También argumenta que esta persecución busca obstaculizar sus aspiraciones políticas, especialmente su posible candidatura presidencial por Movimiento Ciudadano, y plantea preocupaciones sobre la seguridad de él y su familia. Por su parte, funcionarios locales del PRI y PAN han acusado a García de presionarlos para unirse a Movimiento Ciudadano, mencionando actos de intimidación, como cierres de negocios, cortes ilegales de suministro de agua y despidos injustificados.

El 13 de septiembre, un grupo de diputadas locales de Nuevo León denunció públicamente esta situación en la Cámara de Diputados. La presentación del amparo coincidió con una conferencia de prensa del Frente Amplio por México en apoyo a los funcionarios locales que acusan a Samuel García de persecución política. La situación plantea cuestionamientos sobre la relación entre el gobernador y los partidos de oposición en el estado y sus posibles implicaciones en el ámbito político y legal.

Vía @gobernarte

Send this to a friend