Histórico: Ausencia de Candidato Priista en Elecciones 2024

El próximo año, México se prepara para las elecciones presidenciales que determinarán al sucesor de Andrés Manuel López Obrador, quien accedió al poder con el respaldo de Morena, un partido que ha experimentado un continuo crecimiento desde su fundación en 2011. Sin embargo, uno de los aspectos que resalta en este proceso es que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el partido más antiguo del país, no presentará un candidato priista en la boleta electoral del 2024, marcando un hito en su historia.

El PRI, por primera vez en la era moderna de México, no contará con un candidato que provenga de sus filas o tenga una lealtad arraigada hacia el partido.

Después de formar una alianza trilateral con el PAN y el PRD para enfrentar al movimiento de la Cuarta Transformación liderado por AMLO, la dirigencia del PRI encabezada por Alejandro «Alito» Moreno, anunció oficialmente su decisión de no postular a ningún aspirante propio a la Presidencia el pasado 30 de agosto.

Beatriz Paredes, quien participaba en el proceso interno de la coalición opositora Frente Amplio, comunicó en privado su retiro a favor de Xóchitl Gálvez, perteneciente al PAN.

Aunque el PRI no estará representado por un candidato priista, se espera que, como en ocasiones anteriores, participe en la contienda como parte de la alianza «Frente Amplio por México», aunque en esta ocasión respaldando la imagen de Xóchitl Gálvez, la candidata virtual de la oposición.

Cabe recordar que en 2018, el PRI, en colaboración con el Partido Verde Ecologista (PVEM) y Nueva Alianza, nominó a José Antonio Meade como su candidato presidencial para suceder a Enrique Peña Nieto. A pesar de su mayor vinculación con los priistas, Meade no era miembro del partido y tuvieron que realizarse modificaciones estatutarias para permitir su candidatura, rompiendo con más de 80 años de tradición de afiliación partidista.

En relación a este acontecimiento, el presidente López Obrador fue cuestionado en su conferencia matutina sobre su opinión respecto al camino que está tomando el PRI. El mandatario expresó: «Ya tiene tiempo que renunciaron a sus principios, a sus ideales, cuando menos desde la época de Salinas que el PRI se convirtió en PRIAN».

López Obrador añadió que a lo largo de la historia del PRI, del cual él mismo proviene, ha habido cuatro transformaciones: la primera en 1929 al ser el Partido Nacional Revolucionario (PRN); la segunda en 1938 como Partido de la Revolución Mexicana (PRM); la tercera en 1946 como Partido Revolucionario Institucional (PRI); y la cuarta, aunque no oficial, en 1988, cuando se alió con el PAN y se le denominó «PRIAN».

 

Vía @gobernartemx

Send this to a friend